11 de enero de 2005

La oscuridad NO es copada

Boh, como mi colega parece más dedicado a succionar mis medias que a hacer updates de verdad, heme aquí otra vez, tipeando en esta farsa de blog, para entretenimiento de gente que si me cruza por la calle me pega.

El suceso más importante de la semana probablemente sea el hecho de que ¡ESTOY A OSCURAS, la reputisima madre que los parió! Así es, mis encantadores vecinos (con encanto adicional ya que son parientes) y sus poco más que analfabetos amigotes-empleados prescindibles consideraron que serían buena idea optimizar su ilegal red electrica. Hmm, la palabra “red” sería incorrecta en este caso, “mediomundo” es más apropiado. De alguna manera estas pruebas vivientes de que Darwin se equivocó lograron improvisar una reconstrucción pirata de "Róbelo usted mismo", manipulando el cablerío con clara intención de obtener electricidad grátis. Hubo, por supuesto, algunos pequeños daños colaterales en el proceso, como el dejar todo mi departamento sin electricidad. Así estoy desde hace dos días.

Ahora bien, cualquier ciudadano decente, —como yo, que NO bajo videos de animales orinando sobre mujeres gordas— lo primero que hace es llamar a EDENOR para que vengan con sus camionetas blancas y sus matones armados con cañones de pulso electromagnético, con la esperanza de que pongan orden en el caos y luz en la oscuridad (por lo del corte de luz, ¿entendés?). Tengo en cuenta esa opción. Pero también tengo en cuenta la naturaleza poco más que animal de mis nuevos enemigos. De hecho, estoy casi seguro que los animales no defecan en el mismo lugar donde se alimentan. Con esta gente no hemos (mi familia, mi amigo imaginario “Rupert” y yo) podido dialogar; primero por su incapacidad de hablar el Español (usan un dialecto neo quichua con muchas puteadas y el partido de fulbo sonando de fondo) y segundo por su determinación a cometer esta ilegalidad. Mis reiterados “señor, por favor, no cometa esta ilegalidad” fueron en vano. Cualquier actitud que atente contra sus íntimos deseos de robarme la electricidad desembocará en un caos familiar/vecinal digno de conventillo siciliano. Solo que acá correrá más sangre. Imagino las represalias que podrían llegar a tomar en caso de interferir en su sed de voltaje y solo temo al envenenamiento de mis mascotas. Porque sí, cuando se es un negro de mierda se hacen esa clase de cosas.

Contemplé la posibilidad de ver a alguno de mis animales muertos a manos de estas bolsas de carne y el escenario siempre terminaba conmigo rociando combustible en la puerta de casa del homicida. Por cierto, no es broma. :)

Bueno, la brevedad del update se explica en la obligación de tener que escribir en el cyber. La mala onda del mismo con la posibilidad de tener que verme forzado a quemar muñecos. La familia es jodida, pero es buena y te quiere. La parentela es una mierda, improductivos como piqueteros ¡y ocasionalmente hasta piqueteros! 0.o Y los amigotes-vecinos-empleados de esa parentela valen por dos plagas de Egipto y un brote de viruela en un país de Africa. Basta con decir que uno de mis pemanentes deseos de cumpleaños es “impunidad para dispararle en la cara a esos vagos negros de mierda”.

Supongo que de ahora en más tendré que andarme con cuidado en mi propia casa y fingir aún más que me cae bien la parentela durante los cumpleaños de mis abuelos. También es posible que algunos del barrio caigamos en cana esta semana. Ya se enterarán. Igual, ¡no dejen de hacer sus apuestas!
Publicar un comentario