31 de diciembre de 2004

Final Toughts

Estaba pensando en irme a dormir, pasar las fiestas tranquilo, no updetear por un mes al menos, hasta que por celular me dijeron que ponga el TN y vea como se quemaba un boliche de Capital. A medida que pasaban los minutos el número de muertos aumentaba.
Qué mierda que es todo, ¿no? Pero todo. Podés vivir tranquilo, preocupandote nomás por si para año nuevo vas a comer pizza, asado o pollo, y de repente, sin siquiera imaginartelo te podés cagar muriendo. Me juego las bolas que esas cientocuarenta personas (la mayoría pibes de mi edad) lo último que se imaginaban hoy a la mañana cuando se vestían era que hoy se iban a morir. Es una cagada, viste. Los miles de familiares de los que se murieron lo último que se imaginaban era que tendrían que enterrar a sus hijos en visperas de año nuevo. Está TODO mal. Esto no tiene que pasar. La gente no se tiene que morir por boludeces, ni de un segundo a otro sin versela venir.
Fui a ese boliche una sola vez para la Animega 6 y es un claustro de inaccesibilidad. Estaba como diez minutos para moverme de un lado a otro. Me juego las bolas que más de la mitad de los muertos los encuentran en las bandejas del primer piso.
Por SMS me updetean a cada ratito la cifra de muertos. Mañana voy a visitar clarin.com y voy a ver que hay todavía más. Mas chiquito, abajo, va a decir que mataron a tal cantidad de gente en asaltos. Al costado va a decir que murió otra persona en una picada. Quizás algún pibe que estaba tomando aire en su terraza y una bala perdida le perforó la cabeza. Las muertes prematuras siempre son terribles, pero las muertes evitables son las peores.
Ojo, no quiero salvar al mundo desde un blog. Tampoco me interesa hacerme el humanista ni nada. Simplemente quería llamar un poco la atención sobre la naturaleza humana. Mañana la gente va a salir a tirar cohetes; lo que pasó hoy va a ser tema de charla en todas las mesas de fin de año, junto con los conventillos familiares clásicos.
No me gustaría morir así. No me gustaría que nadie muera así, calcinado sin saber exactamente que pasó.
Todo sigue igual. El mundo sigue girando y su eje sigue siendo de 23 grados y medio. Feliz año nuevo.
Publicar un comentario